Autocinema Coyote

Estándar

Después de abrir las puertas el 11 de noviembre del 2011 y tener unos meses muy exitosos, el Autocinema anuncia en abril que el primero de mayo es su última función en la ubicación de Miguel Ángel de Quevedo #217. Esto lo anuncian a través de su cuenta de Twitter lo que causa confusión entre sus seguidores y piensan que el Autocinema van a cerrar y se perderán de la experiencia o que ya no podrán asistir de nuevo.

El proyecto

El Autocinema Coyote es el primero de su clase en México en 25 años con ciclos regulares de proyección cada semana, en éste presentan películas clásicas en formato digital, las cuáles son queridas y anheladas por el público.

En el Autocinema la gente puede disfrutar de una película desde la comodidad de su coche, lo cual también implica una privacidad muy deseada que trae enormes recompensas. Por ejemplo, es un lugar ideal para llevar a una pareja a una primera cita o para acudir con amigos y familiares a disfrutar y comentar de una buena película en un espacio cerrado, pero a la vez conservando la magia  de la colectividad de público en el cine. En si, el Autocinema es una mezcla de ir al cine y ver una película en casa y es la combinación perfecta ya que tiene lo mejor de ambas.

El lugar cuenta con una decoración temática de los años cincuenta en dónde destacan elementos como la fachada, el letrero de la cartelera, la dulcería y las animaciones que proyectan en pantalla antes de empezar la función y en el intermedio. Además de esto, tienen coches vintage que le da más ambientación y si entras a la página de Internet, hay una sección en dónde tienen el contacto para rentar coches del mismo estilo e ir a ver la película en é. Todo esto es con el objetivo de brindarle al espectador una experiencia mucho más allá de sólo ir a ver una película: transportarse al pasado, a algo que ya no existe hoy en día como tal y vivir una velada inolvidable.

Además de ofrecer una experiencia inolvidable, el Autocinema tine precios muy accesibles. Por coches, en función normal, cobraban $200 (MXN) y pidía estar dentro la cantidad de gente que quisieran, no tenían problema con los “coches sardina”. El precio cambiaba cuando se ofrecía un double feature ya que eran dos películas y subía a $350 (MXN), si tomas en cuenta que hay muchos espectadores que van en grupo, no sale tan caro por persona. Además, en ciertas funciones también tenían asientos para “peatones”, éstos se encontraban más cerca de la pantalla, dónde había sillas en las que se podían sentar y disfrutar de la función por tan solo $50 (MXN).

Mientras estuvo en operación, el Autocinema fue muy exitoso, siempre se cotizaban los boletos para las diferentes funciones que tenían y varias veces anunciaban que ya estaban agotados. Si consideramos que tienen cupo para 160 coches aproximadamente, tenían un buen ingreso, a parte de las ventas de la dulcería, la tienda de recuerdos, las shishas (renta) y la comida que ofrecían. El tener intermedio también ayuda a que la gente consuma más por lo que sí se podían observar a personas que bajaban de su coche para comprar algo de comer o beber y algunos caminaban con su shisha. En si, es proyecto exitoso.

Además de la función normal, el Autocinema ofrecía cada mes una función sorpresa de terror a la media noche, que se proyectaba en sábado. La estrategia que tenían es dar pistas por medio de su cuenta de Twitter para que la gente se imaginara cuál era la película que iban a ver pero no la anunciaban hasta que empezara. En estás funciones, que proyectaron películas como “IT”, también contrataban a gente que estaba disfrazada de IT o Freddy para asustar a las personas que estaban en su coche, lo cuál le daba otro giro a la experiencia de ir al Autocinema.

También tuvieron concursos de disfraces como en las películas de Batman y el ganador se llevaba un premio, al igual que en la competencia de comer pastel en la función de “Matilda”. En ciertas funciones ponían un pequeño show en el intermedio para entretener al público, varias veces fueron bailes relacionados con la película que la gente difrutaba mucho. Todo esto hacía que ir al Autocinema de verdad fuera una experiencia única e inolvidable.

Después de seis meses de funcionamiento del Autocinema, en los cuales revivió toda una época, cerró sus puertas el seis de mayo del 2012 con la proyección de la ganadora del Oscar: “Cienema Paradiso” (1998) de Guiseppe Tornatore.

¿Estrategia o falta de planeación?

A finales de abril, en el Twitter del Autocinema se podía leer que el primero de mayo era su última función y que aprovecharan para conocer el Autocinema en Miguel Ángel de Quevedo y anunciaban las películas que iban a ser las finales y por lo mismo, la última oportunidad de ir para quien no conocía el Autocinema y para la gente que había quedado enamorada de la experiencia. Éste tweet empezó a crear dudas entre los seguidores del Autocinema ya que no les quedaba claro lo que iba a pensar y creían que el Autocinema iba a cerrar sus puertas.

Al ver la confusión que crearon, lanzan otro tweet especificando que no van a cerrar, que sólo van a cambiar de ubicación y que ésta será anunciada próximamente. La gente se tranquilizó pero no entendía porqué se iban a cambiar; desde un principio se creyó que Miguel Ángel de Quevedo iba a ser la ubicación permanente. La explicación del cambio es que desde que empezaron el proyecto sabían que iba a ser itinerante y que además ya sabían que tenían que dejar esta ubicación desde que abrieron puertas en noviembre 2011.

La gente ya se preparaba para despedirse del Autocinema cuando anuncian que van a tener una semana más para que la gente pueda ir y disfrutar de las películas y la ambientación de los años 50. Esto alegra a muchos pero ¿cómo lograron tener una semana más si el plazo era hasta el primero de mayo?, tal vez fue una estrategia.

A la última semana la denominan “semana de clausura” y en ésta repiten algunas películas como “The Rocky Horror Picture Show”, que fue con la que inauguraron el once de noviembre, también “The Shining” que fue una de sus funciones especiales de terror. En esta semana, los boletos se agotaron muy rápido, estaban a la mitad de la semana y ya tenían las demás funciones agotadas, sólo contaban con boletos de peatón. Si la estrategia fue llamar la atención de la gente, lo lograron y además con esto, cerraron con una semana muy exitosa.

¿Un proyecto sin rumbo?

Hay que tomar en cuenta que al ocupar terrenos baldíos en el DF, en el momento en que alguien compre el terreno, ellos se tienen que ir a otro. El problema de esto es que tienen que desmotar la pantalla y llevarla a otro lugar, por otro lado, tienen que volver a ambientar la locación y ver si tienen que construir algo para los baños, dulcería, taquilla, etc. El nuevo lugar puede ser que no tenga la misma capacidad de coches que el anterior por lo que puede reducir sus ingresos. En cierta forma, es empezar el negocio desde cero; tienen que publicar que ya se cambiaron de ubicación no sólo en Twitter pero también en otros medios de comunicación para que la gente se entere de lo que está pasando, así como lo hicieron con la inauguración en Miguel Ángel de Quevedo. El nombre que tienen “Autocinema Coyote” sugiere que fue escogido porque se encontraba en Coyoacán y además muy cerca de la glorieta de los coyotes, por lo que era otra razón para pensar que esa iba a ser su ubicación permanente.

El problema central es que el no tener un terreno propio y tener que cambiarse cuando sea necesario, hace que gasten más dinero y que tengan que poner el negocio desde cero por lo que les consume tiempo y dinero. Si desde el principio hubieran anunciado que sólo iban a estar cierta cantidad de tiempo en esa ubicación (Miguel Ángel de Quevedo), tal vez la respuesta de la gente habría sido diferente y hasta tendrían más audiencia, aunque puede ser estrategia y lo que querían era llamar la atención y conseguir más gente al anunciar del cambio y creando la confusión que se pudo ver en Twitter. La última función que dieron fue “Cinema Paradiso” el domingo seis de mayo de éste año y ahora la gente se mantiene pendiente para saber cuál va a ser la siguiente ubicación y cuando van a poder tener la experiencia de visitar un autocinema en el Distrito Ferderal.

Después de cerrar sus puertas el Autocinema, por medio de varios tweets, dio las gracias a todas las personas que fueron parte de la experiencia y que asistieron al Autocinema, recordándoles que este no era el final y que iban a tener la nueva ubicación pronto. Esta serie de tweets provocó diferentes sentimientos entre sus seguidores, había quien se sentía conmovido, que agradecía que se hayan tomado el tiempo de decir no un adiós pero un hasta luego y además insisten en saber la nueva ubicación ya que la gente quedó realmente contenta con la experiencia que se ofrece.

¿Dónde será la nueva ubicación?, ¿Se quedarán por más meses?, ¿Habrán comprado el terreno y se convertirá en el lugar permanente?.

* El caso está basado en lo que se pudo observar en el transcurso de los 6 meses que estuvo en función el Autocinema, comentarios de Twitter y noticias que fueron publicadas.