Embajadores mexicanos… ¿viviendo cómo reyes?

Estándar

Según datos oficiales, los embajadores mexicanos de India, España, Polonia, Argentina y Bolivia es cuatro veces mayor que los presidentes de los países mencionados. ¿Qué s e puede pensar con esta clase de noticias?. Sólo piensen, ¿Qué es lo que realmente hacen los embajadores? ¿Su labor es suficiente para ganar más que el gobernante de un país?. Creo que esto nos hace pensar que tal vex hasta el mismo Calderón gana menos que ellos, y miren que Calderón tiene una presión enorme con todo lo que está pasando; además de ser abucheado y criticado, tiene el gran problema de los narcotraficantes y la inseguridad por la que pasa todo el país, ¿creen que un embajador tiene las mismas presiones y preocupaciones? Y no sólo en comparación de Calderón, sino que con cualquier presidente. Todos los países tienen probemas, simplemente son diferentes y cada gobernante tiene diferentes preocupaciones y presiones.

Ahora, si el gobierno es capaz de pagarle estas cantidades a sus embajadores, ¿por qué necesitan más dinero para las campañas electorales?. Estoy de acuerdo que el hecho de que ete elijan para vivir en otro país representando a México, o a cualquier otro, debe de estar acompañado por un buen “deal” pero esto no tiene que ser solamente diner, que desde mi punto de vista, es lo que esta pasando cn estos embajadores.

Aquí las cifras:

José Luis Rodríguez Zapatero (España):  9 mil 820 dólares mensuales.   Jorge Zermeño (embajador): 13 mil 223 dólares mensuales

Cristina Fernández (Argentina): 4 mil 506 dólares mensuales. Francisco del Río (emnajador): 12 mil 154 dólares

Evo Morales (Bolivia): 2 mil dólares. Embajador: 8 mil 607 dólares.

Bronislaw Komorowsk (Polonia): 3 mil 753 dólares. Embajador: 10 mil 460 dólares.

Pratibha Patil (India): 3 mil 475 dólares. Embajador: 9 mil 17 dólares.

Cómo pueden ver, las diferencias son muy grandes en cada país. No estoy diciendo que los embajadores deben de ser mal pagados, al contrario, pero es ilógica la cantidad que les dan… ¡y mensualmente!.