Man of Steel

Estándar

Ayer se estrenó la cinta tan esperada para este verano: Man of Steel. Por fin Superman regresa a la pantalla grande después del fracaso de “Superman Returns” (2006) a cargo de Bryan Singer. Esta vez, el director es Zack Snyder quien dirigió “300” y como productor Chris Nolan quien fue el encargado de darnos la nueva trilogía de Batman.

Se puede decir que Superman no es el superhéroe con más éxito en las audiencias, hay otros que causan más efecto como Iron Man, X-Men o el mismo Batman, pero con la película de Zynder creo que logrará aumentar el número de personas que se interesen por el superhéroe. En la película vemos como Clark Kent busca definir quién es, en una costante duda si enseñarle al mundo los poderes que tiene o quedarse en las sombras, una búsqueda de sí mismo para poder definirse. Él busca respuestas sobre quién es y cuál es el rol que debe adoptar en la tierra, y no se puede negar que cualquiera de nosotros hemos pasado por lo mismo, preguntándonos qué es lo que tenemos que dejar en este planeta.

De entrada podemos ver que la forma de filmación se parece a las últimas entregas de Batman, lo que hace que los colores sean más obscuros, hasta le mismo traje de Superman, los cuales eran más brillantes en las películas pasadas. Por otro lado, hay personajes que no quedan tan desarrollados, por ejemplo, los roles de Martha y Jonathan Kent (Diane Lane y Kevin Costner) quienes son muy importantes en la vida de Superman ya que son los padres que tiene en la tierra. Nos enseñan cómo es que Jonathan ayudó a Clark a definir quién es pero no profundizan mucho en esto, y el papel de Martha queda en un plano secundario. Lo mismo pasa con Lois Lane (Amy Adams) quién es una persona muy importante en la vida de Clark, no hay mucho desarrollo en su relación por lo que deja mucho que desear esta parte de la historia.

Por otra parte, podemos ver más de Kryptón, el planeta originario de Kal-El, y por lo mismo escuchamos más ese nombre que el de Clark o Superman. Además, nos queda más claro que es lo que pasaba en Kriptón que decidieron mandar a Kal-El a la tierra y el por qué el general Zod (Michael Shannon) es el villano de la historia. Ya que Kryptón desapareció por la culpa de sus habitantes, Zod busca reconstruirlo y quiere que la Tierra sea su hogar, por lo que Superman tiene que detenerlo, ya que involucraría un genocidio.

Aunque parte de la historia se queda en plano secundario, definitivamente es una película que deja expectativas, sólo espero que no se parezca tanto a la última trilogía de Batman, ya que hay mucho más escenas de acción y por lo mismo se pierde la historia, que en este caso, es mucho más importante que las batalla que pueda tener. Superman es un superhéroe que viene de otro planeta, cosa que no se ve con otros, y en cierta forma hace una unión entre dos especies, mostrando un lado de la humanidad que no podemos ver en otras películas. Aunque al principio no es aceptado por sus poderes especiales, eventualmente se vuelve un integrante muy importante para Estados Unidos. Las personas tienen mucho que aprender de los superhéroes, ya que en su mayoría pueden representar una metáfora para la sociedad en la que vivimos.

En lo personal no soy fan de Superman, pero creo que están mostrando de una forma más interesante. Aunque probablemente nunca estaré de acuerdo en que no lo reconozcan sólo por usar lentes. Cuando la vean, fíjense en la última escena.

Image